Revista de Militaria y Cuerpos de Élite
Revista de Militariay Cuerpos de Élite
Carrito de compras
6,50
IVA incluido
Envío gratuito a partir de 45€
Añadir al carrito

SOLDIERS RAIDS nº 220 Enero 2014

Más información >>


SOLDIERS RAIDS nº 220 Enero 2014

6,50IVA incluido
Envío gratuito a partir de 45€

Más información >>


Cuando este artículo de SOLDIERS-Raids vea la luz quedará algo más de mes y medio para que tenga lugar un acto especialmente importante en la historia de una de las unidades más prestigiosas del Ejército de Tierra (ET) español.
Se conmemorará el 23 de febrero de 2014 el sesenta aniversario de la creación de las tropas paracaidistas del ET, o sea de lo que hoy es la Brigada Paracaidista (BRIPAC) "Almogávares" VI. Ese hito, de especial relevancia por los sacrificios que muchos españoles han hecho mientras han servido en la Unidad, supone un punto de proyección que seguro, y de forma positiva, influirá en su futuro.
Hoy, se está trabajando en nuevas brigadas multipropósito con eje de lo que será el ET en unos años. Hay alguna, como la BRIPAC, que llevan ya muchos años demostrando su capacidad para adaptarse a nuevos escenarios y retos. Su especialidad es el salto paracaidista y su formación intensa y de alto nivel, lo que sitúa a estos hombres y mujeres en el entorno de las tropas de élite. Han demostrado su adaptabilidad a las misiones internacionales, actuando con vehículos blindados cuando se les ha requerido hacerlo. Mantienen la especificidad del salto automático para toda la Brigada -algunos son también manualistas- lo que incide en su carácter y capacidades para ser proyectados por medios aéreos, aunque también pueden actuar en operaciones de asalto aéreo para tomar objetivos de especial valor táctico o estratégico; pueden activar con rapidez uno de sus dos Grupos Tácticos y desplegarlo allá donde sea requerido en sólo setenta y dos horas.

SOLDIERS-Raids ha sido partícipe de las diferentes novedades tecnológicas presentadas en la reciente feria policial de “Milipol”. Se celebró, como viene siendo habitual, en París, aunque en esta última edición ha cambiado de emplazamiento al mismo donde se celebra “Eurosatory”, un lugar próximo al aeropuerto “Charles de Gaulle”.

Nos ha sorprendido, de forma grata, el incremento de espacio para los expositores, lo que ha propiciado una mayor afluencia de compañías de todo el mundo. También, el hecho de que los visitantes, cifrados en unos veintisiete mil por la organización, hayan sido tan numerosos o el que se en el acto inaugural se hayan concentrado nada menos que diecisiete ministros del interior llegados desde diversos puntos del planeta.

La situación económica actual, y el hecho que ya se han ido renovando en los últimos años los equipamientos específicos de las fuerzas policiales occidentales, hacían prever un punto de inflexión en lo que a ventas y expectativas futuras se refiere. Esa hipótesis desfavorable, parece que no es tal y quienes producen siguen ávidos en conseguir nuevos éxitos y quienes desean incorporarlos parece que también tienen algunas expectativas de lograrlo. Sinergias de unos y otros pueden unirse y hacer que el sector policial vea unos años de nueva proyección internacional, frenando así los malos augurios generales que algunos vaticinaban.

La conflictividad social actual y la que se prevé en los próximos años va a hacer que los gobiernos tengan que intervenir para frenar actitudes violentas. Sus unidades de control de masas serán especialmente activas. También, ante el incremento de alguno de los niveles de criminalidad, la “acción policial” deberá incrementarse, lo cual es obvio. Nuevas y futuras amenazas harán que se tengan que ir incorporando soluciones diferentes a las que actualmente se emplean.

La realidad militar que caracteriza a los diferentes países está directamente relacionada a su nivel socio-económico, a la beligerancia que les pueda caracterizar o a detalles como problemas con sus vecinos. Estos dos últimos factores no los tienen aquellos que protagonizan este reportaje, la Fuerza Aérea del Uruguay (FAU). No por ello, descuidan el proceso de renovación constante de capacidades, aunque sus medios están limitados por la realidad presupuestaria de una dotación bastante limitada en recursos monetarios.
Pero está claro que el dinero no es todo y que a veces hay que buscar incentivos para "renovarse o morir". Ese espíritu de superación, y de necesaria actualización tecnológica, lo encontramos en un instrumento que a día de hoy se ha convertido en un importante recurso para garantizar su seguridad. Incorpora lo que podríamos definir como los medios de la Defensa más sofisticados del país y da soporte tanto a lo que serían las propias necesidades militares -su prioridad- como las propias del ámbito civil -secundarias-. Nos referimos al Sistema de Vigilancia y Control del Espacio Aéreo del que en estas páginas vamos a darles cuantos detalles conocemos del mismo tras visitarlo hace unos meses.

El organigrama de la FAU, con unos tres mil quinientos efectivos repartidos en diferentes unidades, incluye una estructura en la que destaca tanto la Dirección Nacional de Aviación Civil e Infraestructura Aeronáutica (DINACIA), agencia gubernamental relacionada con los tránsitos de vuelos de tipo regular, como lo que es el Comando Aéreo de Operaciones que dirige un general de dos estrellas y es, tanto por medios como por personal, el más relevante dentro de la FAU.

Los asistentes a esta formación de alto nivel tienen que pasar un mes de intenso trabajo para obtener la titulación pretendida. Es muy exigente en lo que es la parte física y también lo es en lo que se refiere a la parte psicológica. Tienen que aprender a mantener la calma en situaciones complejas y a reaccionar con eficacia, pero incidiendo en su autocontrol. Trabajan, de especial manera, lo que serían en general las actividades propias de los núcleos de control de masas, lo que en el lenguaje de la calle se conoce como "antidisturbios".
Los instructores mantienen cierta presión sobre los alumnos, para conocerlos mejor, valorar sus reacciones y capacidades, y decidir quienes superan este aprendizaje al alcanzar los mínimos exigidos en el baremo general. Aquellos que superen el curso estarán en condiciones, cuando así les sea posible, de solicitar plaza en aquellos GRS's (Grupos de Reserva y Seguridad) en los que haya disponibilidad de vacantes para que sean ocupadas por los guardias civiles previamente cualificados para ellos. En algunos casos se les podría designar como forzosos para una ubicación determinada.
Una vez llegan a su lugar de destino comenzarán una fase de preparación que es más amplia y va mucho más allá de lo básico que se les enseñó. Entran a formar parte de unos turnos de trabajo que varían en función del grupo y de las necesidades del momento, pero, en general, son exigentes en cuanto a disponibilidad para realizar servicios cualquier día de la semana o a cualquier hora, incluso para trasladarse a diversos puntos de la geografía española.
En sus acuartelamientos se programan todos los días actividades relacionadas con la capacitación física -carreras de fondo, ejercicios de fortalecimiento muscular, etc.- y técnica -artes marciales, defensa personal policial, técnicas de engrilletamiento,...-, buscando sobre todo lo que es incidir en el trabajo en equipo dado que sus intervenciones las harán de forma colectiva.

Desde principio de este año la Armada en general y la Infantería de Marina en particular cuentan con un nuevo recurso que se une a los muchos que son capaces de generar en beneficio de la Defensa de España, de los españoles y de los intereses de nuestro país.
Nos referimos al novedoso Cuartel General Desplegable (CGD) de la Fuerza de Infantería de Marina (FIM), puesto a punto como resultado del proceso de reestructuración de la Fuerza iniciado por la Armada en los últimos años.
Lo que ahora ya es una realidad es el resultado de diversos acontecimientos de los que nos vamos a hacer eco. Todo comenzó con una Instrucción del Almirante Jefe del Estado Mayor de la Armada (AJEMA) por la que se modificaba la estructura de la Fuerza. Como resultado de la misma la IM se veía también afectada. Así el Comandante General de la IM (COMGEIM) y su órgano auxiliar pasaron de estar localizados en Madrid y depender del Cuartel General de la Armada a una nueva edificación en San Fernando y a depender del Almirante de la Flota (ALFLOT).
En la Instrucción reseñada se estipulaba que el Estado Mayor de la Comandancia General de la IM -también se la conoce con la designación COMGEIM- fuese desplegable, lo que le permitiría una mayor versatilidad ante despliegues de carácter nacional o internacional, lo que hacía incidir en cooperaciones con otras unidades, tanto españolas como extranjeras, para poder desarrollar sus cometidos de preparación y operativos.
Fue por ese motivo, y pensando en los cometidos futuros que tendrían que encomendársele a ese CGD, que se decidió generar un documento en el que quedaba reflejado todo lo relacionado al concepto de empleo del mismo, enumerándose capacidades y necesidades que se generarían con su funcionamiento. Quedó ratificado que debería tener capacidad de gestionar unidades de tamaño hasta nivel División y que quedaría ubicado en el límite superior del nivel táctico, el máximo nivel de conducción de operaciones para los estados mayores desplegables dentro de la Armada, lo que se conoce como nivel 2.

Fue a mediados de la década pasada. Los enfrentamientos en Iraq estaban en una época de especial auge entre las tropas de la coalición que allí estaban desplegados y los núcleos de insurgentes que actuaban contra ellos. Se filtró una noticia acerca de un sistema de armas especialmente potente que operan estos últimos, rifle del que no se conocían muchos detalles y que “oficialmente” no había sido suministrado a la zona.

La información hacía referencia a la presencia en los combates de rifles antimaterial recamarados al calibre .50 Browning, el designado como 12,70x99 milímetros. Ya los había en manos de los militares de los países occidentales pero no se conocía que también los empleaban aquellos con los que tenían refriegas, enfrentamientos y todo tipo de escaramuzas armadas. Lo más raro del dato es que, supuestamente, provenían de Europa, en concreto de Austria. Se dijo que los había producido Steyr en número de varios centenares y que habían llegado a la zona por canales nada convencionales. Hubo desmentidos por parte del fabricante -yo, incluso, hablé en su día con uno de sus directivos comerciales para verificar la cuestión y fueron tajantes en su respuesta negativa a ese respecto-, protestas por parte de Estados Unidos y otras actuaciones. En todo caso, como suele suceder en muchas ocasiones... la noticia tal como se “infló”, se “desinfló”.

 Ha sido más recientemente cuando hemos podido ver a través de imágenes y fotografías en Internet armas capturadas en Iraq u otras que se están usando en Irán. Alguno, incluso ha llegado a situar a los rifles de que hablábamos como parte de un gran contrato -casi mil armas- destinado a equipar a determinadas unidades, entre ellas las policiales y las de vigilancia fronteriza, de este último país.

 

Cuando estas páginas vean la luz, coincidiendo con el cambio de año, quedarán sólo unas pocas semanas para que finalice la exposición a la que aquí nos vamos a referir.
Se ha organizado en el marco del Museo Naval de Madrid y ha estado abierta a los asistentes durante varios meses, ofreciendo a los que han tenido la oportunidad de recorrerla, como ha sido nuestro caso, algunos detalles importantes acerca de uno de los más ilustres militares de la Armada española. La misma, con el nombre "Blas de Lezo, el valor de Mediohombre", ha buscado recordar su figura, genialidades y, porque no decirlo, bravura en el combate.

El propio ministro de Defensa, Pedro Morenés, fue el encargado, en la tarde del miércoles 18 de septiembre de 2013, de inaugurarla justo un día antes de su apertura al público. Por lo que hemos podido ver, y dada la notable afluencia de visitantes -sobre todo extranjeros- a esas dependencias museísticas, la llegada de personas interesadas en visionarla ha sido amplia, con unas cifras que sin datos concretos oficiales podríamos cifrar en varias decenas de miles de hombres y mujeres. La previsión de cierre de este espacio concreto, abierto a los visitantes de martes a domingo entre las diez de la mañana y las siete de la tarde, es el próximo 13 de enero de 2014, aunque podría prorrogarse si así lo deciden los responsables de la misma.
Lo que se organizó fue una zona específica que comprendía dos niveles bien diferenciados, varias vitrinas, objetos, cuadros y otros elementos que daban al conjunto un marcado carácter ilustrativo, todo acompañado con frases que reflejaban aspectos del protagonista. Se reunieron en torno al recuerdo a Blas de Lezo nada menos que ochenta piezas procedentes tanto del patrimonio de la propia Armada como de otros museos e instituciones españolas, así como algún fondo proveniente de colecciones de particulares. Participó también un museo colombiano.
Esos objetos se distribuyeron entre los siete módulos en los que se estructuró la exposición y que se referían a hechos acontecidos en la primera mitad del siglo XVIII: la llegada de la monarquía borbónica, la Guerra de Sucesión, las consecuencias del Tratado de Utrecht del que ahora se cumplen tres siglos, la defensa de los territorios de ultramar y el fortalecimiento de la construcción naval española.

Visite nuestra Tienda ON LINE donde podrá encontrar más de 5.500 artículos de todo tipo: Ropa, calzado, prendas de cabeza, parches e insignias, armas y municiones, herramientas, cuchillería, figuras 1/6, regalos, seguridad, óptica, iluminación, libros y revistas, iluminación, equipo y complementos y alquiler de vehículos y armas para cine-teatro-TV. 

 

Benito Gutiérrez 6
28008 Madrid

Metro: Argüelles/Moncloa 

Teléfono: +34 91 5447956                      +34 91 5447957

Fax           +34 91 5494959

 

Lunes a Viernes: 10,00 a 14,00 y de 17,00 a 20,00

Sábados: 10,30 a 14,00

Alquiler todo tipo de atrezzo, armas, vehiculos, equipo militar y policial para stands de ferias, partidas de airsoft, producciones de cine y televisión, publicidad, fiestas temáticas y reconstrucciones historicas. 

Suscripción Boletines