Revista de Militaria y Cuerpos de Élite
Revista de Militariay Cuerpos de Élite
Carrito de compras
6,50
IVA incluido
Envío gratuito a partir de 45€
Añadir al carrito

SOLDIERS RAIDS nº 230 Noviembre 2014

Más información >>


SOLDIERS RAIDS nº 230 Noviembre 2014

6,50IVA incluido
Envío gratuito a partir de 45€

Más información >>


EDITORIAL : Nuevos Ataques

Durante las últimas semanas se ha producido un cierto cambio internacional respecto a la situación generada tanto en Iraq como Siria por la presencia de combatientes del llamado Ejército Islámico (EI). Este último, alimentado por milicianos llegados desde distintos puntos del planeta -el grupo incluye ya numerosos occidentales-, se está haciendo fuerte y controla ya importantes áreas e instalaciones, como plantas de refinamiento de crudo, presas y otras más. Su presencia cada vez más amplia viene derivada de su poder, ejercido en muchas ocasiones con notable crueldad contra civiles o aquellos que capturan.

Ha tenido que ser otra vez Estados Unidos quien, tras reconocer análisis previos erróneos en la valoración de lo que suponía esa amenaza concreta, se haya decidido a actuar. La lucha contra el terrorismo internacional, que no cesa desde principios de la pasada década, ha derivado en un nuevo escenario y problema, lo que merece actuaciones contundentes para primero frenar su expansión y en una fase más a largo plazo intentar reducir su fuerza, lo que no será fácil.

La comunidad internacional ya ha manifestado su voluntad de actuar conjuntamente y a las naciones europeas se están sumando varios países árabes. Los ataques aéreos ya se han concretado, con aviones estadounidenses, franceses, británicos,…, actuando con ataques certeros, tanto programados de antemano como de oportunidad, contra objetivos de todo tipo, intentando reducir la capacidad militar desplegada por el EI. Seguro que trabajando conjuntamente -hasta se cuenta con cierto “beneplácito” institucional de Irán que apoyará a las fuerzas sirias de Al-Assad- se van a conseguir algunos de los objetivos buscados. Lo que sucede es que, a nuestro parecer, la problemática en cuestión va más allá de atacar fuerzas sobre el terreno; quienes generan esa violencia concreta, que propugnan una expansión de su “poder” que se proyecta incluso hasta España, lo hacen movidos por una ideología y apoyados por una interpretación parcial de su religión, y luchar contra esa combinación de factores se ha demostrado difícil a lo largo de la historia.

Veremos que se deriva de las acciones aéreas ofensivas iniciadas contra ellos. Seguro que pronto vemos actuaciones en otras áreas, eso sí de forma “certera”, “discreta” y “efectiva”. La amenaza está clara y lo que es seguro es que mejor actuar ahora que hacerlo cuando ya se haya expandido más y sea más difícil y complejo frenarla.

“Tres de la mañana. Desde la cubierta del Buque de Proyección Estratégica (BPE) L61 “Juan Carlos I” despega un helicóptero de transporte SH-3D “Sea King”. En su interior viajan ocho Infantes de Marina adscritos a uno de los núcleos más especializados de la Brigada de Infantería de Marina, élite designada BRIMAR “Tercio de Armada”. Tras un vuelo de poco más de veinte minutos llegan a una vaguada donde una breve toma permite al contingente abandonar la aeronave con celeridad. Cuatro de ellos marchan hacia una posición predeterminada que esta al norte y otros tantos se mueven hacia otra que lo está al noroeste.

Su progresión es lenta porque intentan evitar su detección, pero a las seis de la mañana ya están donde pretendían. Permanecen ocultos en una zona de mucha vegetación permanecen. Mientras unos preparan los sofisticados equipos que llevan consigo, otros sitúan ametralladoras y fusiles de asalto de forma que puedan cubrir cualquier incidente que pueda sobrevenir. Los equipos de observación y telémetros láser que llevan les permiten tomar datos precisos de determinadas posiciones donde se encuentra el adversario y enviarlas en tiempo real a las agencias navales de control de fuegos de apoyo y apoyo aéreo en operaciones anfibias -SACC y TACC, respectivamente- a bordo del L61. Allí, la información es analizada y se generan diferentes órdenes para neutralizarl o, a.

Sobre las ocho de la mañana despegan tres cazabombarderos “Harrier” AV-8B “Plus” y, armados con bombas tipo JDAM (Joint Direct Atack Munition), se dirigen hacia un punto conocido, atacándolo y neutralizando con sus impactos de alta precisión y gran efectividad diferentes sistemas de Mando y Control (C2) del Adversario. 

La realidad de los ejércitos sudamericanos viene condicionada por diversos aspectos. La capacidad económica, la realidad social, las disputas históricas con alguna nación vecina, la capacidad tecnológica, los diferentes gobiernos,…, han influido en que cada país tenga unas capacidades militares que son dispares y, en general, se alejan mucho de las que, por ejemplo, se mantienen en Europa, Oriente Medio o la zona asiática.

El entorno que podíamos calificar como más puntero es el que se refiere a la aeronáutica, pues las Fuerzas Aéreas usan unos recursos en los que es más crítico el empleo de sistemas de armas que operarán en unas condiciones más complejas. En estas páginas de SOLDIERS-Raids nos vamos a aproximar a lo que es hoy la FAC, siglas que identifican a la Fuerza Aérea de Colombia.

Pertenece a una nación que lleva ya bastantes años inmersa en una doble lucha. De un lado, fuerzas revolucionarias que ocupan diversos territorios y mantienen en jaque a los diferentes gobiernos. De otro, grupos de narcotraficantes que intentan buscar el máximo beneficio y salir inmunes frente a los poderes públicos que deberían actuar para erradicarlos. Ambos problemas definen optimizadas para luchar contra ellos y permitir el despliegue rápido, o el apoyo puntual, a elementos terrestres que se ven inmersos en combates, incursiones y otras actuaciones en las que suele haber un alto nivel en lo que se refiere a acciones de fuego

Las tropas anfibias son bien conocidas en el espectro militar internacional pues desarrollan una serie de cometidos específicos que las identifican con operaciones que se inician en el mar y los proyectan hacia la costa. Ese carácter lo tienen también quienes protagonizan estas páginas, aunque son parte de su Ejército.

Son los Lagunari, una “curiosidad” internacional porque surgieron con el objetivo de operar en un entorno concreto, el de la laguna que rodea a la conocida ciudad de Venecia. Por ese motivo, buena parte de su preparación y adiestramiento, que les caracteriza como tropas de élite, se circunscribe a lo que sería más propio de los Infantes de Marina; sus medios, también se les parecen, aunque hay ciertas diferencias en lo que es el potencial de actuación de ambos núcleos de soldados.

Aquellos que forman parte de unidades expedicionarias de carácter anfibio suelen estar de una forma u otra relacionadas con la Marina de su país. En el caso que nos ocupa son parte del Ejército italiano (EI), exactamente de la Brigada de Caballeria  “Pozzuolo del Friuli”. Los setecientos efectivos que configuran en la actualidad el Reggimiento Lagunari “Sereníssima” forman parte de una estructura en la que comparten orgánica con dos regimientos de Caballería, uno de Ingenieros y uno de Artillería.

En su evolución más reciente, la que han vivido en las últimas décadas, han ampliado el carácter que les define y han evolucionado. Además de lo que es el operar en su área normal de trabajo, están a disposición de los elementos de despliegue rápido de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y pueden reforzar la capacidad específica anfibia de su país, trabajando en muchas ocasiones con el personal del “San Marco”.

“Hace veinte minutos ya que hemos salido de las instalaciones que la Guardia Nacional Republicana (GNR) tiene en un punto céntrico de Montevideo. Acompañamos, en un vehículo, a personal de la Guardia Metropolitana (GM), la que aglutina algunas unidades de carácter “especial” que se encargan de temas de asalto policial o de hacer frente a disturbios o algaradas. Tras pasar por la zona portuaria nos dirigimos a uno de los barrios más peculiares de la ciudad, conocido como “El Cerro”.

En sus inmediaciones nos reunimos con un oficial -“Jabalí” es su código radio identificativo- y con varios agentes que le acompañan en el mismo turno de trabajo. Viajan en un único turismo y en numerosas motocicletas de tipo todo terreno y tamaño medio, lo cual nos llama la atención. Tras explicarnos algunos detalles de la zona, les acompañamos en una de sus patrullas cotidianas. Todo el grupo, que impacta por lo vistoso que puede ser ver avanzar a casi una decena de motos policiales agrupadas en la fase inicial de sus despliegues, inicia la progresión por las calles, moviéndose con rapidez por vías principales. Llegado un punto, se disgregan en binomios y cada uno comienza a realizar una determinada vigilancia. Unos lo que hacen es transitar y dar vueltas a ver lo que acontece. Otros se personan en puntos de gran afluencia de tráfico para ayudar a verificar que no haya problemas. Algunos van más allá y lo que hacen es vigilar por un barrio donde las chabolas y el aspecto de quienes allí viven denotan con claridad que.  su día a día es diferente del resto de los ciudadanos de la urbe a la que pertenecen 

Los contingentes que han desplegado en distintos escenarios internacionales en los últimos años han tenido que acomodarse, en lo que a tácticas y medios se refiere, a un entorno distinto del que se incluía en su preparación. La necesidad de contar con una mayor capacidad para labores de búsqueda y ataque ha derivado en la introducción del perro especializado como ayuda, aportación que ha demostrado ser óptima y especialmente flexible. Esa realidad, que no es nueva pues canes ya fueron usados en muchos de los conflictos acontecidos durante el siglo pasado, es la que les vamos a presentar en estas páginas, pero circunscrita a una experiencia concreta, la que tiene el Ejército Nacional de la República Oriental del Uruguay (EU).

Ellos, lleva ya un tiempo trabajando con esos animales y su experiencia, en diversas tareas y especializaciones, es la que les queremos presentar. Además, quienes conforman el Grupo de Operaciones K9, como se les conoce en su país, han vivido recientemente ciertos cambios en lo que es su orgánica, lo que hace que sea más curioso aún hablar de ellos

La Brigada de Infantería de Marina (BRIMAR) “Tercio de Armada” ha estado valorando, en las difíciles condiciones que caracterizan el devenir de una actividad genérica que está orientada a materializar operaciones anfibias y a actuar en entornos marítimo-costeros, diferentes equipos con los que potenciar sus capacidades.

Uno de los que han examinado es el que les vamos a dar a conocer en estas páginas. Se le conoce con el nombre de “Falcata”, una designación que a primera vista no permite identificar el que se trata. Si profundizamos un poco más, les diremos que lo fabrica la compañía Equipos Industriales de Manutención S.A. (EINSA) con sede en la madrileña Alcalá de Henares. Su gama de equipos de apoyo en tierra, que por cierto incluye productos de gran interés para el mercado español y para los de otros muchos países, se acaba de reforzar con una novedosa mula mecánica, la que les vamos a presentar a través de las siguientes páginas.

Se trata del modelo MM-1A Mk-2, una evolución lógica, mejorada en numerosos aspectos y aún más capaz, de un diseño anterior que, desde mediados de la década pasada, también viene usándose en la BRIMAR. 

…Respecto de estos últimos apuntar que durante las labores reseñadas de construcción del nuevo edificio se encontró un importante conjunto de restos  que dan testimonio de la presencia humana en este emplazamiento en un amplio abanico temporal que va desde la época romana a la árabe y la medieval -años de la dinastía de los Trastámara-. Se han dejado visibles unos dos mil cien metros cuadrados para que los visitantes puedan observarlos con detenimiento, aunque están a cubierto de las inclemencias meteorológicas. De los mismos, se han recuperado unas veinte mil piezas arqueológicas y fragmentos, algunas de los cuales se muestran en las salas de Discurso Histórico y de la Historia del Alcázar

Todos los cambios descritos, realizados respetando su tradición y carga histórica, ha permitido poner a punto un recinto idóneo para mostrar los vínculos entre el Ejército y la sociedad española, labor complementada con la realización de numerosas actividades de interés cultural y social.

A la vez que se produjo el cambio en la sede del Museo del Ejército, se emprendió desde el Ministerio de Defensa un proceso de su proyección pública. Por ello, se han elaborado nuevas estrategias y empelado distintos recursos para difundirlo entre los españoles, todo ello gracias a un entorno especialmente cuidado y en el que se Madrid y suma unos ocho mil metros cuadrados, que son la mitad de los totales construidos en el Alcázar de Toledo. Está articulada en dos grandes niveles de exposición. 

Visite nuestra Tienda ON LINE donde podrá encontrar más de 5.500 artículos de todo tipo: Ropa, calzado, prendas de cabeza, parches e insignias, armas y municiones, herramientas, cuchillería, figuras 1/6, regalos, seguridad, óptica, iluminación, libros y revistas, iluminación, equipo y complementos y alquiler de vehículos y armas para cine-teatro-TV. 

 

Benito Gutiérrez 6
28008 Madrid

Metro: Argüelles/Moncloa 

Teléfono: +34 91 5447956                      +34 91 5447957

Fax           +34 91 5494959

 

Lunes a Viernes: 10,00 a 14,00 y de 17,00 a 20,00

Sábados: 10,30 a 14,00

Alquiler todo tipo de atrezzo, armas, vehiculos, equipo militar y policial para stands de ferias, partidas de airsoft, producciones de cine y televisión, publicidad, fiestas temáticas y reconstrucciones historicas. 

Suscripción Boletines